08 octubre 2009

1. arráncate el corazón con unas tenazas
2. colócalo en una pared sujeto con una chicheta
3. úsalo como diana a donde tirar tus miserias
4. espérate a que se seque y se marchite como una flor
5. quítale la chincheta y pónlo en una caja
6. envuélvelo en papel de regalo y precíntalo con un lazo
7. envíaselo a algún imbécil o mejor tíralo al contenedor
8. si elegiste la primera opción, te compadezco porque estás sufriendo
9. si escogiste la segunda opción, confórmate con saber que es mejor que la primera
10. si aún no elegiste ninguna, te recomiendo que elijas la segunda, pues al fin y al cabo acabará en el mismo sitio, pero una cosa es que te arrojes tú al dolor y otra cosa es que te empuje otro al precipicio
11. si aún te queda algo de razón, es que a pesar de todo existes
12. si existes, ningún dolor puede ser tan grande como el hecho de existir que encierra en sí todos los demás dolores
13. entonces pide que te devuelvan el corazón, o invéntate uno nuevo
14. cuando te lo hayan devuelto, o cuando tengas uno nuevo, vuelve a repetir todo lo anterior
15. habrá un momento en que te canses de sufrir, y desearás que otros te sufran, y entonces, entonces, entonces.

5 comentarios:

Plata y Opalos dijo...

Me ha puesto la piel de Gallina.
Existir... duele.

Estoy en la fase del entonces.

un beso Silvia.

Unscented dijo...

me acaba de leer el texto cristina
solo dire te adoro te quieroooo
(8)

AveFenice dijo...

me gusto

Neurax dijo...

Muuuu bueno, me ha gustado sobremanera...

Saludos

Nina la Mosca dijo...

Manual de instrucciones de un corazon...

Como te odio. Como me encanta! ni siquiera estando en Londres he podido evitar la tentacion de leerte otra vez :D

No dejas de sorprenderme ^^