02 julio 2009

gracias, árbol, gracias por seguir ahí en la esquina de la calle esperando a que los autos dejen de pasar por tu lado, o que se cambien por bicicletas que en vez de humo echen polvo mágico por el costado. gracias, querido sol, gracias por existir ahí en ese mundo tan lejano, gracias, cielo, por sacrificar tu tiempo libre para malgastarlo con estos bípedos inseguros, insensatos e inconscientes que yacen como pequeños iglús a punto de derretirse debajo de tu almidonada barriga azulada, gracias, viento, por haberte quedado sordo y no escucharme cada noche cuando te llamo para que disipes el calor que no me deja dormir, gracias, verano, gracias por estar aquí, aunque te cambiaría por cualquier otra cosa, gracias, nubes, por ser como pequeñas gotas de nieve opaca en un tiesto de selvas desérticas, gracias, aire, gracias, tejados, gracias, calles, gracias, cosas, en cada fragmento de esta vida encuentro hoy ese amor tan mágico que no tiene nombre, que es inescrutable, imprescindible, irreemplazable.

1 comentario:

Nina la Mosca dijo...

Porque no hay nada mejor que la alegría de vivir... ¿eh? ;)