23 marzo 2011

he engordado como una foca y no puedo dejar de comer, pero ya me da igual. ahora puedo salir de la mano con alguien que me quiere y me hace sentir especial a pesar de ser un pedazo de carne inerme. y todas estas circunstancias dan de mamar a este nuevo renacer. hoy he dejado de fumar y espero que mañana no vuelva a comenzar de nuevo. la nicotina apesta, últimamente ha desarrollado unas zarpas dolientes que se agarra a mis pulmones y no se despega de ahí hasta que me acuesto. ya no quiero más, encender ese hábito cada mañana con la mano tiritando de ansia y con ese mutante en mi cerebro pidiéndome a cada rato una calada a un ritmo acelerado. me he asfixiado demasiado. he acabado el módulo y pronto entraré en la universidad. no sé qué haré, solo sé que haré algo. me volveré a sentir como una recién adulta, con la inmadurez aún embrionaria en mi cerebro. llevaré los libros en un brazo y en otro el corazón. seguiré cultivando el amor, empezaré a correr, seré una chica normal que irá con sus amigas a merendar al mc donalds hablando de los programas televisivos de amor. en este momento de mi vida me siento muy bien.

3 comentarios:

cielo ruidoso. dijo...

cállate.

cielo ruidoso. dijo...

quiero lluvia, procura venir tu también en el sobre.
el correo hará el resto del trabajo.

deyu dijo...

vaya rollo