16 noviembre 2010

shit.

hoy me he masturbado escuchando el réquiem æternam de mozart. quise exprimir alguna lágrima, pero fue imposible. sólo conseguí acariciarme con una áspera sensación de soledad y una explosión inminente agotó el último hilo de mi imaginación entre mis piernas. soy incapaz de llorar. me estoy asustando. cada día soy más y más inhumana. estoy metamorfoseándome en algo demasiado complejo. luego salí a la calle y esta vez sin música. quise escuchar al mundo sin banda sonora. fue divertido pero más aburrido que cuando oigo a lady gaga. sí, qué pasa, me chifla la canción de alejandro. luego volví a casa y me forcé en llorar. me rasgué las pupilas, pero ni rastro de lágrimas. me sentí ridícula por querer autoimponerme un sufrimiento forzado. siento que me gusta demasiado sufrir, y eso es tan peligroso. mi gusto por la destrucción me está matando la razón. soy el ombligo de mi maldito mundo. y estoy colgando de un cordón umbilical podrido, en el centro de mi universo asquerosamente triste. préstame unas tijeras para cortarlo. así caigo no sé dónde, abajo, muy abajo, donde no sea consciente de que soy. sé que al final acabaré llorando, aunque sea por mi propia imposibilidad de llorar.

1 comentario:

.agrypnia. dijo...

me removió un poquito un pie..