22 octubre 2009

chocolate

te recreas en lo interno, lo único que hay realmente. la lagartija se abre entre tus piernas, porque ama la planta carnívora que hay en tu vagina, y quiere ser devorada y rumiada y engullida hasta alcanzar lo inimaginable y ahí metamorfosearse en melodía y fecundarte. pero eso es ya algo externo, entonces ya no es.

2 comentarios:

Luis Alejandro dijo...

Exelente. Simplemente exelente. No se le puede agregar una palabra más, una coma más. Tratar de explicarlo y comentarlo sería un acto absolutamente snob. Gracias por este pequeño desgarro poético-prosáico que entregas.

P.D. Quisiera ver la posibilidad de que me permitieras compartirlo en mis espacios, siempre aclarando la fuente.

Un abrazo enorme desde Stgo. de Chile, de primavera lluviosa.

Silvia dijo...

por supuesto que se lo permito.