18 septiembre 2008

me extasía contemplar la multitud carnosa que florece detrás de mi ventana, tan llena de vida, o de muerte, palpitando arrítmicamente bajo un cielo moribundo. a veces no sé realmente si deseo vivir o no, más bien no deseo ninguna de las dos cosas: simplemente un estado intermedio, depauperarme de mi esencia y disolverme lentamente, en un período indeterminado de tiempo; eso sí, pudiendo sentir el vacío de mi conciencia. me estoy concentrando en mi futuro y no estoy viviendo el presente; eso me quita, por una parte, las angustias que tengo hoy, pero, por otra parte, sé que mañana me serán devueltas de manera diferente, pero con la misma fuerza del hoy. una persona se aleja, se aleja, se aleja...otra la sigue, y todo acaba por diluirse ante mis pupilas en un mismo paisaje donde todo desemboca en lo mismo, en la destrucción de lo presente y su reemplazo por lo inminente. la muerte es la que nos llena de vida rompiendo la rutina y la insipidez de nuestros seres. ¿por qué he de perecer tan aburridamente, sentada en un sillón y contemplando esta vacua multitud? necesito amalgamarme con los demás, con esa masa de seres de humo, para formar parte de esa nada tan deliciosamente grotesca.

me siento libre. no importa que no lo sea, mientras me sienta así.

qué más da el día que haga hoy. necesito exonerarme del peso de mi ser, disgregarme por medio del silencio y no tener más peso en mí. qué más da el por qué de esto. lo necesito.

abriendo la mano me encontré con que estaba enraizando sus tentáculos un cerebro de goma: mis pensamientos me pedían a gritos que no volviera a hacerlos palabras, que los adheriese a los surcos de mis manos para poder rozar las cosas y engancharse a ellas. simplemente, no queren volver a ser algo que recuerde a la nada. pero yo no pienso hacerles caso: hoy quiero evaporarme y no me lo impedirán mis propios pensamientos. y menos tratándose de pensamientos subversivos que renuncian al dulce tacto de mi caja craneal para convertirse en una cosa viscosa de goma que quiere sumergirse en la realidad para formar parte de ella, superficialmente: no, no me dominarán mis pensamientos, seré yo quien los domine. yo también soy un ser autómata...aunque situado entre lo irrealizable y la posibilidad...y aunque a veces no sienta nada. pero quiero profundizar en mí misma...sondearme, aunque ello implique dejar de lado lo externo. creo que será mejor que yo misma me acompañe en mi soledad, para conocerme y acostumbrarme mejor con la idea del fin.

pd: en tres días empiezo las clases. tremendo eso de estudiar ingeniería para aviones. buah, qué aburrimiento...bueno, me voy a flotar.

chao.

5 comentarios:

iReNe dijo...

mi preciosa niña que me va a llevar a volar en aviones :D

Post Mortem dijo...

Separdos por la edad, la distancia, y las palabras.

Suerte en tus correspondientes estudios.

Stgo. de Chile, las banderas ya no flamean en la cerveza arrebolada...

Enfant Terrible dijo...

Me encantó tu blog!

Muack :)

la loca del pañuelo dijo...

tanto tiempo love m dooo!
es un repiro leerte
fabrica d mariposas y d gravedad ZERO


besos latinoamerocanos x aqui y x alla
mariA

Vicerin Solera dijo...

No se si has ecuchado de Julio Cortazar, un escritor argentino muy bueno, acabo de leer tus relatos y me parecen geniales y muy parecido al subrealismo en que escribe sus cuentos Cortazar, si no has leido nada de el te lo recomiendo. Un gusto