07 julio 2008

no pondré ningún título a esto

los domingos son pegajosos como cintas adhesivas sobre la piel pero no me importaría tanto si los lunes me despertara a tu lado y me invitaras luego a tomar un batido de coco a orillas del mar. no me puedo soportar. reinvento esta pre-vida junto a ti para prepararme a ello, hoy es un día cualquiera para ironizarme a mí misma, me hago gracia y estoy buscando en el diccionario la palabra exacta que pueda definir esta sensación que tengo. pero las palabras bailan samba cuando quiero leerlas, se enfadan y me gritan desde ahí abajo, y me siento miserable al contemplarlas con tanta pasividad. ahí encontré una abstracta explicación de mi hoy, algo. así me siento, me siento algo. soy algo. hoy yo soy algo. un no sé qué que se pinta las uñas de rojo y se pellizca un muslo mientras ve cine surrealista a solas comiendo palomitas de maíz y bosteza para inspirar corazones expirados por desenamorados y aire salido del pulmón de esa delirante cosa que se hace llamar felicidad. y me río de esta situación patética. y vaya que me levantaré de aquí tan pronto como pueda, soy un átomo de argón que se desinfla como un globo de plastilina pinchado por una púa de erizo de mar, me secuestra el verano y me lleva hasta un afinador de flautas que pule mi inspiración, la rasga, la arranca de mi hígado, la tira a un contenedor al que prende fuego, y a cambio me da unas sanguijuelas en una taza de porcelana con una etiqueta colgando con el precio de 645 euros que supuestamente te chupan las penas de las venas, comienza a llover, cae una gota circular sobre mi frente, se vuelve una h, otra cae sobre mis dedos, se vuelve una o, otra gota triangular cae sobre mi nuca y se vuelve una l, y una última gota cae sobre los dedos de mis pies y se vuelve una a, y un hola rueda por mi cuerpo en forma de agua y me inunda los párpados y se transforma en un charco violeta de licor de versos ridículos atados entre sí con el cordón umbilical de una nube gaseosa con sabor a rayos x que me hace tan feliz. tengo resaca de tanta estupidez. soy un trozo de tela pegado a la pared de tus neuronas y ahí me quedaré. de vez en cuando quisiera conocer el idioma gatuno: creo que mis gatos están conspirando en contra de uno de mis peluches. debajo de mi ventana el panadero está llorando: sus panes se han convertido, inexplicablemente, en chanclas que han invadido la ciudad para encontrar pies para poder quedarse dormidos tranquilos. mi vida, últimamente, es un huracán de sensaciones. se está bien así. siete de julio, un día capicúa porque me desperté pensando en ti y me acosté pensando en ti. lo siento, esto de escribir se acaba aquí. supongo que alguna vez pondré algo, cuando pueda. adiós, adiós, que les vaya bien, adiós, adiós.

6 comentarios:

Ave Fenice dijo...

bueno, aqui esperare a que escribas otra vez.

Anónimo dijo...

Si Sil escribe pronto!!
El amor o la ilucion, no lo se.
Esos sentimientos, no son uno solo.
Traen consigo un mar de sentimientos, te sientes triste, feliz, enojada, creo que te vueleves bipolar jajaja.
Pero es divertido a veces no dejar de pensar en alguien jajaja.
Que te inspira a ser mejor persona.
Sil te mando mil besos y pasatela super!!!
Se muuuuuuy feliz.
Ann.

briones dijo...

^^ya tendremos varias cosas que platicar


besos en el cuerpo

annna dijo...

sil,soy les llagrimes,pero me hice otro blog. :* ais

la loca del pañuelo dijo...

me olvide de decirte en el comentario q t hice en el otro texto,,, q no t preocupes vas a ver q cdo estes en el baile d lo q es la carrera universitaria t vas a dar cuenta q hay tiempo pa seguir escribiendo y pa hacer todoooooo
aunque habra dias q estaras tapada d estudio,,, y bue,, son elecciones, y las escalas d valores cambian, porq uno cambia y eso es bueno la vida es cambio constante
besos

AZUL dijo...

riquisima tu descripción de un día sin esas personas k no suelen taladrar más allá del corazón, el cerebro y el cuerpo...
Lo de las sanguijelas me embrujo jajaja, las compraría a cualkier precio...
K tengas buen día y buena vida!