14 julio 2008

me gustan los confetis, las rayas blancas de los pases peatonales y los semáforos que están en amarillo, porque me recuerdan a que somos como barcos de papel flotando en el océano de la casualidad de esta vida tan extraña, y al parpadear me envuelven en una espiral de nubes arrugadas como pasas que llueven poemas y cometas. me gustan las cajas de regalos cubiertas con lazos de lana que al abrirlas no tienen nada adentro, sólo letras de papel trituradas y pegadas entre sí con cinta adhesiva transparente y formando frases que nada tienen que ver con los cumpleaños: mañana será un día nuevo y amanecerás mientras otros estarán atardeciendo, no importa quién, pero sabrás que allá lejos, en otro hemisferio, tal vez otros piensen lo mismo, que habrá alguien pensándolos acá, que habrá alguien, a cientos y miles de kilómetros, imaginándolos, creándolos en su pensamiento, abortándolos de la mente como un relampagueo escupido por el cielo, que habrá alguien tejiendo millones de hilos de acero que unirán sus miradas, creando puentes indestructibles donde poder enterrar pretextos y excusas. no me gusta que jerry siempre gane a tom y que el correcaminos ese siempre haga trampas y salga ileso de todo y que encima haga ese ruido de claxón que tanto me desquicia. nada importa. el verano engulle con sus fauces mis ganas de volar. a cambio, me regala sopas de letras y lápices de colores. julio. ahora soy profesora de matemáticas. porque no hay otra cosa mejor que hacer en julio que dar clases. y de matemáticas. hasta finales de mes, cuando me iré al paraíso, a un trozo de mi vida. pero antes, quiero salir afuera. ya. bajaré las escaleras, contando cada peldaño y respirando para recordar que sigo ahí. cruzaré la calle, me encontraré con esa señora del perro, giraré por la esquina, compraré el periódico, leeré el sumario, me echaré a llorar, me sentaré en un banco fragmentando migas para los pájaros. y no volveré hasta que decida volver. no. a veces somos tan insignificantes. es tan absurdo planear la vida. adiós, no sé cuando volveré por aquí.

7 comentarios:

briones dijo...

planear es una caracteristica propia de nuestra "inteligencia", pero se puede hacer de todo, solo vivir por vivir, vivir por un objetivo, morir por no querer vivir o vivir por no querer morir


quien quiera que sea el hechor de escalaras, el personaje importante será aquel que por ellas ande


saludos^^
besos de que si te recuerdo en este lado del hemisferio

Edgar dijo...

Excelente manera de ubicar la cotidianidad, hermosas sus letras niña

la loca del pañuelo dijo...

t invito a leerme... pasate cdo quieras...
salud!

alvaro Locx dijo...

solo hay que dejarse llevar supongo, no hay que hacer más.

iReNe dijo...

a ver cuando vuelves a tener internet!

Anónimo dijo...

Jajaja a mi me encanta hacer planes, el otro dia una maestra me dijo que lo hago por que soy una controladora, como vez!! jajaja.
Descubri algo nuevo en mi. Como sea a veces cuando mis planes no se ven realizados me frustro, creo que dejare de planear jeje.
Saludos Sil!!
Ann.

iReNe dijo...

a mí tampoco me gusta que gane siempre jerry, aburre, al final :) baf, me cae mal jerry, y me cae mal tom!