05 julio 2008

me voy a convencer a mí misma de que soy tan efímera

no sé qué me pasa últimamente. leo novelas existencialistas y acabo llorando. vuelvo a leerlas y vuelvo a llorar. parece que, inexplicablemente, me atraen las cosas que me hacen sentir mal. somos, no somos, dejamos de ser, morimos, renacemos cuando nos pensamos a nosotros mismos y volvemos a perecer cuando dejamos de vivirnos, aunque creamos que seguimos existiendo por el simple hecho de respirar. cuanto más sé, más triste estoy. no leeré más esa clase de cosas porque me devuelven a la realidad cuando menos quiero, y yo la verdad prefiero vivir en mi nube de bombones y regalices y montarme en los trenecitos de feria que hay por ahí por el universo que no tienen ni semáforos, ni stops, ni signos de circulación, ni parachoques, ni airbags ni nada y no contaminan. quiero irme al jardín de mis abuelitos y coger cerezas del árbol y colgarlas de las orejas como si fuesen pendientes, hacerme dos trenzas y hacer karaoke con canciones tejanas. como cuando era pequeña. echo de menos mi infancia. voy a llenar mi habitación de naftalina para espantar las polillas porque ya todo me huele a pasado y no me gusta empaquetar los cuadernos y libros de mi escuela con la puerta abierta, porque a veces, se abren solos y algunas frases, ecuaciones y fórmulas químicas se escapan de las páginas porque les salen patas, huyen por la puerta y se esconden bajo el mueble del salón y empiezan a lloriquear diciéndome que ellos no quieren ser pasado, que quieren seguir ahí, sobre mi escritorio, y yo les consuelo diciéndoles que siempre serán una parte de mí. me duele crecer y mirar cómo tengo que pasar a una nueva etapa de mi vida, una etapa de universitaria donde no podré perder más el tiempo escribiendo ni poniendo caras feas delante del espejo ni sacando la lengua a la luna ni inventando sistemas planetarios. me carga la responsabilidad. y nunca entendí ciertas cosas. por ejemplo, por qué ha de haber tantos estúpidos gobernándonos y diciendo cosas ridículas para manipularnos, por qué se están cortando todos los bosques del amazonas, por qué no hay coches a hidrógeno y por qué las vaquitas sufren tanto para que se las coman, y tengo ganas de orinar sobre bush y sus putas guerras, perdónenme, tantas demagogias y crueldades me hacen ser vulgar. y me seco las lágrimas con las mangas de una camisa blanca y riego una planta carnívora que después sufre plasmólisis aunque no muere, no. un día quise ser bióloga. luego médica. luego periodista. ahora quiero ser escritora pero seré ingeniera. no quiero ser ingeniera aeronáutica. ser algo, no ser algo, siempre nos autoprofesionamos. no existe esa palabra pero me gusta inventar palabras nuevas. mi elemento químico favorito es el helio. una vez me dió por querer construir una avioneta de cartón. son las nueve de la mañana y no puedo dormir. estornudo así como cinco veces por segundo y me pican los ojos. detesto los diarios. no estoy hecha para cierta clase de cosas. pero no me puedo quejar, no. hoy no estoy por aquí. siempre todo termina igual. soy felíz.

8 comentarios:

briones dijo...

jajaja


si todos deseamos ser todo, saberlo todo, para asi no preocuparnos...pero tiempo hay y el administrador eres tu.

el chiste esencial es eso, ser feliz.^^


besos todologos

Post Mortem dijo...

Hay cosas que no se pueden dejar pasar en este escrito. La mayoría, diría yo. Quisiera que lo leyeran más de los quue sé lo han de leer. Uno de los textos más interesantes que te he leido, muchacha.

Saludos

* f l o r dijo...

hace como un mes que no puedo escribir aunque muchos pensamientos andan por mi cabeza, y mágicamente, los planteaste todos en ese texto. me dio como escalofríos.
un beso grande.

Anónimo dijo...

No me puedo quejar soy un ser humano!!! jajaja.
Creo que si te vendria bien ser actriz, ellos pueden ser de todo. Dependiendo su personaje.
Y la infancia es linda, pero es inevitable crecer, lo que debemos hacer es guardar ciertas actitudes de cuando eramos niños y asi seriamos mas felicez.
Besos Sil!!
Ann

Ave Fenice dijo...

Anoche fui al cine a ver la pelicual de Wall-E y me acorde de ti. Muy bonita la pelicula.

xmariachi dijo...

El hecho de que morimos no es más real que el hecho de coger cerezas.

De hecho, todavía no ha llegado. Las cerezas sí.

Anónimo dijo...

jaja, me gusta todo esto que dices y creo que podemos compatibilizar todo esto con lo demás, quiero decir, que para ponernos cerezas como pendientes y disfrutar de la vida no tenemos por qué ser sólo niños...

Para quien quiera inventarse palabras: http://www.dimanario.es

Un saludo a todos

alvaro Locx dijo...

orale

Simplemente me encanto, a veces creo que es mejor ignorar.