03 julio 2008

nada

me gustan las chinchetas de colores porque me relaja tocar sus puntas de acero cuando me duele la cabeza y me imagino que en realidad estoy de pie con la nariz pegada a un escaparate de colores que expone tartas de chocolate y esponjas rosas dulces sólo para mí. el ventilador hace fshh fshh y me estoy volviendo loca. poco a poco, la pálida madrugada se cierne sobre mí y siento como los vasos sanguíneos de mis ojos van dilatando el cansancio coagulado en la piel de mis córneas, volviéndose cada vez más pesados. todo a mi alrededor gira en un gigante torbellino que se va colapsando sobre sí mismo a la vez que se va creando, engullendo cada uno de los pensamientos arrojados por mi sien. estas paredes, estos muebles, el resplandor de la bombilla, esta pila de cuadernos rellenos con el amargo sabor del deber, el crujido del reloj, este olor a inexorable aniquilamiento vital que acuchilla mis fosas nasales, todo esto está disipándose rápidamente, desprendiendo en su evaporación un miasma que va paralizando mi cuerpo paulatinamente. ¿qué será de todo esto cuando haya muerto? no quedará nada como testigo a todo aquello que sentí, todo se volverá ceniza y nada resucitará de las grutas del perpetuo olvido. cada día que pasa siento más este sabor a muerte rozando mis labios y mezclándose con la saliva segregada por esta vida que serpentea en mí, dejando profundas huellas en cada oquedad de mi memoria, en cada paso que anuncia lo inevitable, lo eterno, el fin. estas carnes que erguidas laten sobre mis huesos no son sino el soporte de un dolor incesante que poco a poco va envenenando cada acequia que riega esta realidad tan ficticia, un dolor que va buscando algún fragmento de mi ser donde poder expulsar su corrosiva linfa, pincelada final a mi fatal destino. estoy oyendo la carcajada de una aplastante soledad que se burla de mi vida. hoy no vuelve a ser nunca jamás hoy. siento que mi pecho se electrocuta con cien mil millones de vatios de vacías sensaciones. mi gato maúlla y todos duermen, todos, todos, excepto yo. necesito un jarabe para el insomnio. si es que acaso existen esas clases de cosas. no. mejor voy a contar ovejas para que me entre el sueño. una oveja, dos ovejas, llego a dos mil ovejas y sigo despierta. estoy viviendo en una montaña rusa y me entran náuseas al respirar. si me levantara me tropezaría como en esas comedias donde la gente pisa un plátano y se cae al suelo. y los demás se ríen, aplauden, se secan las lágrimas y se van a sus casas, se descalzan y se echan en la cama. mis dieciocho me están espantando. creo que esta clase de cosas no son normales y si preguntase a alguien qué es, me diría que llamase a uno de esos videntes que salen por las televisiones locales y yo jamás me creería semejantes disparates. hoy soy un espantapájaros. y voy a girar como un girasol en busca de estrellas fugaces. porque de día también hay estrellas fugaces. yo cuando veo alguna, cojo una de esas chinchetas de colores y la engancho ahí, en el aire. pero hoy es jueves, y no lo haré.

6 comentarios:

Ave Fenice dijo...

"yo cuando veo alguna, cojo una de esas chinchetas de colores y la engancho ahí, en el aire."

o tienes una imaginación tremenda... o de plano he de decirte que eres como un león (artista) enjaulado...

que es lo que no puedes SER o HACER...?

Edgar dijo...

Yo se que quedara de tí el día que mueras.....

Tus hermosas y bien logradas letras, tus textos llenos de matices como una paleta de colores

Eso.......

--------------------------

Y además eres fan de los beatles!!!!

Yupiiiiiiiiiiiiiii

Edgar dijo...

Yo soy amante de los Beatles también de hecho en mi blog te habrías dado cuenta de ello, gracias por visitarme y más allá de que hubiese sido un post político me hubiese gustado que lo leyeras completo.

Mi admiración y mis respetos para usted, que buen comentario dejaste y que impresionante capacidad de escribir, un halago tenerla en mis contactos.

No aparentas por ningún motivo tener 18 años

xmariachi dijo...

Las cosas que nadie ve.

la loca del pañuelo dijo...

che pero q lindo, me gusta tu nada y las estrellas tb!
sabes q el otro dia entre y en cuanto escuche la musica apague el parlante, no por disgusto, sino por poca capacidad d concentracion, soy muy dipersa,jajaj y un poco tonta,,,
pero bueno a pesar d todo hoy trate d leerte con la musica, y era escencial hacerlo, es como una obra de teatro entendes?
buen, en unos dias estare subiendo algo nuevo, asiq cdo quieras pasate
saludos a todos los q leen!

Anónimo dijo...

Silvia, todos alguna vez nos sentimos solos, vacios.
A mi me paso un tiempo que andaba toda nostalgica, hasta que me harte de estar asi, por problemas estupidos.
Creeme que solo es cuestion de proponerse pasarla bien.
Si de plano no puedes, entonces bnecesitras ayuda. Un abrazo Silvia!!!
Ann