20 febrero 2008

Desde mi ventana se veía una gigante montaña rusa desde la cuál los niños atrapaban mariposas y las lanzaban hacia arriba,decían ellos,para que les trajesen estrellas;una vez lancé cuarenta mil mariposas al cielo y el horizonte se llenó de cuarenta mil estrellas fugaces,y todos salimos a pescarlas.Era una noche de verano y nunca antes había sido tan felíz.Cinco años después volví a ir y salí a la ventana.Y me dí cuenta de que ya no había montaña rusa.En su lugar habían crecido cuarenta mil árboles desde los cuales salían estrellas de verano.Y ahora los veranos se regalaban en cajitas musicales decoradas con sonrisas.Y también me dí cuenta de que ahora,donde yo antes hacia albóndigas de barro y enterraba secretos bajo la brisa vespertina,había cuarenta mil balones jugando a ser estrellas.Desde mi ventana el sol se veía enorme.Y la brisa traía susurros desde lejos,muy lejos.Y hoy,quizás más que nunca,echo de menos mi vida ahí.Daría todo lo que fuese por volver a recorrer mi infancia.
Yann Tiersen- Les jours heureux.mp3

6 comentarios:

briones dijo...

le susurrare bellas palabras a los vientos viajantes conbtrayectoria al oriente. Puede que uno de esos vientos te entregue mi mensaje. Aunque solo es un sueño, espero que por magia se logre.

pero nada como la infancia, jaja como olvidar mis aventuras y ternuras.

pero nada como seguir el camino y admirar como has crecido

saludos
besos inoscentes

briones dijo...

duerme duerme!!

pues en el sueño se concilia grandes revelaciones, encuentro, amores y hasta inventos.

tomate unas vacaciones, imaginarias talvez, imaginando un viaje de 80 dias alrededor dle mundo en un globo de aire o mejor en una nube.

y por la compañia no te procupes, si lo deseas aqui esta tu fiel sancho.

saludos
besos de buenas noches

Café con Agua dijo...

Es una delicia ver como fluye tu poesía y como se convierte en fantástica y alegre a veces...

Esas mariposas deben de seguir volando siempre sobre tu cabeza!

Besos Silvia!

©Claudia Isabel dijo...

Silvia, de niña me gustaban los bichitos de luz, desde esa altura se veían como estrellas...también los cazábamos...que crueldad!

fisho dijo...

bueno, yo también vine a figurar acá y a hacer pose de que lo leí todo pero la verdad es que sólo por encimita. de eso, y con todo el temor a equivocarme, como dicen que al lugar donde has sido feliz nunca deberías tratar de volver

ojalá sea un comentario apropiado

Maru dijo...

Que lindo flog :)

yo siempre ando cazando estrellas, a uno siempre le queda resto de infancia, y extraño a veces cierto sabor de ella pero también estoy feliz por estar más como hoy, que ciertas cosas hayan cambiado...

un beso!