16 noviembre 2009

me abro de piernas porque te necesito dentro de mí. es un acto egoísta, pero no me importa, y sé que a ti menos. dejamos de existir porque realmente no hay que hacerlo, nos basta sabernos el uno en el otro para sobrevivir. el techo de tu habitación está lleno de telarañas fosforescentes, y al apagar la luz se nos refleja el hambre carnal en las paredes. como si nosotros fuéramos libros que se abren y en cuyas páginas abundan los delirios. míos y tuyos, que al mezclarse, son de ellos, o sea nosotros proyectados en el mundo que hay afuera, botando detrás de la ventana ambarina. toc toc, no pienso abrir la puerta a nadie, aunque supongo que será ella desnuda dispuesta a fundirse con nosotros y morderme los muslos y el seno izquierdo. ella, la muerte que es la sed que siempre nos apaga y que cae lentamente de tus dedos, como gotas de lluvia demencial. me follas una vez más y entonces se detiene la vida. estamos bien.

5 comentarios:

Iz/ be.ll dijo...

ajajajajja carajo...te has convertido en mi Elva europea :D ajajajajaja yo no se, pero el sexo hace escribir cosas secas pero chidas a la vez. Ja! wow... me tienes q contar :P

podria decir mas pero mas bien no aqui no jajaja aaaaaaaaaaa!!!!! chale!! :S

Post Mortem dijo...

Impecable como siempre. un gran abrazo, Silvia

Iz/ be.ll dijo...

ohh fuck it, i can't write ... ya lo perdi.

Mississippi dijo...

No sé por qué narices, pero siempre me siento identificada con tus textos.

P.D.: Te odio! :P

Unscented dijo...

y es lo artistico el hecho de que lo lea y no me humedezca, eso aunque puede parecer negativo, es positivo, no me humedezco porque no quiero entretenerme y leerlo hasta el final

no, no estoy enamorada