04 agosto 2009

pastillas bicolores,
tacto a pasta arenosa.
pero la mente intacta,
y el estómago digiriendo el polvo.
¿cuándo empezará a hacer esto efecto?
ya no hay marcha atrás,
la sustancia vil del artefacto homicida
hará estallar su líquido ambarino
y este serpenteará por mi cráneo,
pero ya nada acontecerá,
y todo eso será inmutable
-ya está, ya es el fin,
estoy erosionada por dentro,
yo
ya
no
soy.

Al principio Dios creó el cielo y la tierra.

ahora que floto y ya nadie me siente,
ahora que floto y ya nada puedo sentir.


he visto mucho porno últimamente.
pero a mí me gusta ver porno últimamente.
porque no hay nada de pecado en ver porno
ni ahora,
ni últimamente.

Puedes comer de todos los árboles que hay en el jardín, exceptuando únicamente el árbol del conocimiento del bien y del mal. De él no deberás comer, porque el día que lo hagas quedarás sujeto a la muerte.

la mujer de pechos oscilantes
tiene protozoos en sus pezones vibrátiles,
redondeles de carne succionada
por la boca rosada
de un intruso lascivo,
y sin embargo indispensable
en la escena sexual.

Entonces Dios dijo: "Hágase la luz". Y la luz se hizo.

la vecina de enfrente del primero
sale cada día en sujetador
a colgar la ropa
con su enjundia rebosante
y canta día tras día
con esa voz de penco amarrado
con esa boca de escoba disecada
con esos brazos calcáreos
con esos dientes embotellados en vinagre
con esas orejas de alubias putrefactas
con esas piernas grisáceas y ventrudas
con esa nariz de col rizada
¡ya deja de cantar,
yegua maligna!
tu voz me ha hecho desquiciar,
el silencio es el arma que te hará resucitar.

ahora que floto y ya nadie me siente,
ahora que floto y ya nada puedo sentir.


Luego, con la costilla que había sacado del hombre, el Señor Dios formó una mujer y se la presentó al hombre.

me duele la felicidad
y me alegra el dolor.
soy feliz llorando
y soy triste sonriendo.


ahora que floto y ya nadie me siente,
ahora que floto y ya nada puedo sentir.

la mujer con el florero en la cabeza
me da de libar de sus palmas doradas
el jugo afrodisíaco que probó maría
cuando parió a jesús tras copular con el invento.
y el señor de ahí sentado en frente
cuando se hubo corrido dentro de mí
su interior parecía una galería de angustias.
gritaba el sol derretido en su espalda
y se marchó con el júbilo clavado en sus amígdalas.
adiós, no nos veremos ya nunca, señor.
cuando se fue se llevó mi vestido
se lo llevó, se lo llevó,
envolvió con él la corona arbórea del desierto,
encrespó las olas del mar con sus volantes,
e hizo crecer dos cabezas a saturno.
el señor que se hubo corrido dentro de mí tiene la culpa,
el señor que cultiva en el desierto mi vestido.
-porque no entiendo
el símil de este concepto.
¿acaso hay algún símil en este concepto?
no pues, la discordancia me da de mamar.


Los dos, el hombre y la mujer, estaban desnudos, pero no sentían vergüenza.

ahora desde este puente del cual me tiré ayer
vuelvo a tirarme hoy,
y así mañana podré decir
"en este puente yo me tiré ayer, y antes de ayer,
y hoy me toca tirarme de nuevo"
así me veré realizada en esa trilogía
que lleva en sí
la rendición de mi persona.

En tu salvación espero, Yahveh.

ahora que floto y ya nadie me siente,
ahora que floto y ya nada puedo sentir.

hice el amor a la locura,
¿o la locura me hizo el amor a mí?
no, necia yo,
fue el dolor de existencia
que se agrandó como un bulto en mi útero
y fecundó el germen que conecta
mi día a día
a esa máquina llamada tiempo.
y me salió brotando la locura,
arañando las paredes vaginales
-se resistía a salirse fuera
de esa bolsa placentaria
que discurría por mi interior.

Los hijos de Jafet fueron Gómer, Magog, Madai, Javán, Tubal, Mésec y Tirás. Los hijos de Gómer fueron Asquenaz, Rifat y Togarmá. Los hijos de Javán fueron Elisá, Tarsis, los Quitím y los Rodaním. Estos fueron los hijos de Jafet, y a partir de ellos, se expandieron las naciones marítimas por sus respectivos territorios, cada una con su lengua, sus clanes y sus nacionalidades.

ahora que floto y ya nadie me siente,
ahora que floto y ya nada puedo sentir.

8 comentarios:

Nina la Mosca dijo...

Joder.
Es lo único que puedo articular.
¡Cómo estamos ultimamente, ¿Eh?! Estoy impresionada. Algunos trozos me gustan más que otros, pero es increible. La primera parte... la de "yo ya no soy" ¡buf! Que bueno! Me ha encantado :D :D :D :D :D :D :D :D
Así da gusto pasar por aquí ^^

Ave Fenice dijo...

eres una poeta

dENi dijo...

la locura total
-me encantó-

Delirios Buhistéricos. dijo...

y me fumo un cigarrilo y pisoteo la colilla hasta destrozarla


(con eso refiero gusto)

chamico dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
chamico dijo...

ooooye que buena!

me gustó me gustó

Leonardo Lacarne dijo...

Decir que de mi solo "un poco" sería reducir hasta la improvisacion, aunque me gusta la improvisacion. Tus letras un poco yonkis me dejaron sabor ha poco, pero no por contenido, si no que por el hambre de mas, en fin, que la hostia nena, la hostia.

Carlos G.P. dijo...

Cordiales saludos: Mi nombre es Carlos González. He sido profesor de matemáticas y física en la enseñanza secundaria durante 24 cursos. Finalmente, al verme limitado en mi deseo de practicar una enseñanza basada en los nuevos paradigmas, decidí dejar el camino de la enseñanza oficial e iniciar uno nuevo, alternativo al sistema imperante.
Durante años, he podido comprobar como mis alumnos adolescentes enterraban sus sueños hasta hacerlos invisibles. Su entorno les enseñaba que la “seguridad” era lo primero: estábamos creando víctimas. La rabia que sentía ante tal panorama la he trasmutado en creatividad, escribiendo un libro que narra cómo empoderar a los adolescentes:
“Un maestro decide crear un ambiente mágico en su clase para empoderar a sus alumnos. Les ayuda a descubrir los enormes potenciales que habitan en su interior. Les revela un mundo más allá de la mente programada y de las creencias. Para llevar a cabo su proyecto el profesor emplea curiosos trucos...
Los alumnos van resolviendo los enigmas, que el maestro propone de una forma singular. La clase es una creación de todos. El aprender se transforma en una aventura.
Poco a poco, cada alumno se convierte en su propio maestro, en una fuente de conocimiento para él y sus compañeros. La vida se torna mágica: pueden vivirla desde su corazón, sin que las creencias les limiten “
Su título es: “Veintitrés maestros, de corazón – un salto cuántico en la enseñanza-“. En él se plantea un modelo educativo que se basa en descubrir la fuerza interior.
Hoy puede ser ciencia ficción...tal vez una semilla, pero si la nutrimos puede generar una forma totalmente nueva de enseñar, en la que el ser humano deja de sentirse víctima, para sentirse el creador de su propia vida.
Creo que su sensibilidad va en la misma dirección que la mía. Por eso, me atrevo a enviale* mi libro en versión digital. He decidido regalarlo persona a persona o institución a institución. Necesita volar...hacia lugares en los que pueda ser bien acogido. Si lo lee le agradecería cualquier comentario. Todos los amantes de la lectura sabemos que bastan cinco minutos con un libro para saber si es de nuestro interés, sólo le pido ese tiempo. Siéntase libre de enviarlo a las personas o asociaciones a las que este libro pueda ayudar. Gracias por su presencia. Le deseo felices creaciones…
Carlos González
P.D Mi blog es: www.ladanzadelavida12.blogspot.com
* El libro se puede descargar en mi blog
Puede ver mis vídeos: “Educar más allá de las creencias: liberando al corazón” en la dirección siguiente: http://vimeo.com/9374224 y “Educación y Nuevo Paradigma Científico” en la dirección: http://vimeo.com/10085584