26 junio 2008

miro un cartel publicitario rectangular amarillo con unos dibujos de astronautas, naves espaciales, jirafas africanas, tele vendedores y refrescos que se adquieren on-line si compras cuarenta sillas elásticas que dicen curar el insomnio, se acercan a mí y me dicen que quieren dejar de ser eso, dibujos, para volverse estrellas o maniquís en la tienda de la avenida principal y observar así como pasa la gente, lanzarles piropos o insultarles sin que lo sepan, darse la vuelta y volverse de nuevo eso, muñecos dibujados con ojos en forma de botones arrugados. me siento en un banco para dar de comer a unas patos de celofán que funcionan con esas llaves que tienen en la sien que las giras y giras unas siete veces y siete veces se mueven y hacen cuack, cuack, cuack, cuack, cuack, cuack, cuack, siete veces también. pero aún siendo inanimados, ellos comen migas de pan y también se enamoran de esos cisnes retro hinchables que flotan en el agua dirigidos por románticos que adoran oír a Tchaikovski mientras pedalean sobre el agua. una mujer se sienta delante mía, lleva un vestido naranja con cuadrados verdes y unas medias rojas, se abre de pierna y veo como en realidad es un hombre, me sonríe, se levanta y va a echar unas monedas en la máquina expendedora de diarios, abre el periódico, lee la segunda página, se echa a llorar y hace cuatro ranas con el papel, se va a la fuente y las echa al agua, deja de llorar y se encamina hacia la tienda de pasteles eróticos de la esquina de la calle principal, donde una mariposa acaba de ser atropellada por una muchacha en triciclo que lleva un arco iris en el pecho, un arco iris bicolor, que es violeta, azul, violeta, azul, cambiando de color cada dos respiros que doy. una hoja cae de un árbol y poco a poco muere, muere de manera tan dulce que todas las demás hojas al verla, quieren morir también, y se suicidan sonriendo y al caer dicen ser felices, porque el verano las fusila violentamente. me levanto del banco y me voy a casa, a soñar. estoy algo emocionada, porque ya soy universitaria, casi, casi. me siento rara, no sé. esa palabra de trece letras que empieza por u y acaba por a, me espanta.

8 comentarios:

Ave Fenice dijo...

Vaya, hasta que te leo mas "alegre" me da gusto... :)

Ave Fenice dijo...

oye, acabo de descubrir que tienes otro blog... hola amor... lo estare leyendo poco a poco porque ando un poco atorada en el trabajo... y a mi tmb me gusta leerte...

xmariachi dijo...

undefiniciosa?

ann dijo...

Ha estrañaba tus post asi, me encanta echar a andar la imaginacion.
Y la cancion que tienes hoy en tu blog, me ha gustado.
Cuando yo hiba a entrar a la universidad recuerdo que estaba muy emocionada, por que al fin hiba a estudiar algo que me gustaba.
Saluditos Silvia!!

Post Mortem dijo...

0:07, Viernes 27, 1999 (año en que me detuve)

La vida toda es triste, si es que se hace un balance, como un burócrata contador. Será por que en ese momento, también hay hermosura. Melancolía y nostalgía no son estados puros, creo yo.

Gracias por estar presente en mi Patetik-Blog.

Pd: admiro tu capacidad para escribir día tras día. Un alma sensible como tú merece una suerte de paraíso como el que me maravilló en foto-postal: rostro sobre la hierba, como si no palpitaras.

un gran abrazo

briones dijo...

hoy me faltan las palabras e ideas, sera que el monitor me esta sofocando con su irradacion de calor....


U_u

jojojo pasala raro en la vacaciones!


besos...hum..inconclusos?

Post Mortem dijo...

Serán las 19:30, acá, cuando comience Milenio 3; y me conecte a la cadena Ser. Allá serán la 1:30 del próximo día. Ellos se llenarán la boca hablando de misterio, pero el misterio es la hora, el timepo que nos separa.

Si leiste a Dostoievski, sabras perdonar a un borracho perido como yo.

Pd2: Que vivan tus palabras. El romanticismo no es una canción pasada en el radio. Que lean a Balzac, esos hijos de putas que corrompen la vida: la televisión, la prensa, etc, etc, por los siglos de los siglos.

He estado a punto de poner punto final a mi vida. Si supieras mi historial.... pero tú debes seguir, y escribir como lo haces, aunque nadie te lea con verdadero interés.

Ejemplos grandes hay muchos: dostoievski, Tolstoi, Kafka, Dante, etc.

Estarás en el sueño infranqueable ( quizás años de paciencia y tristezas) mientras te escribo esta vulgaridad.


Un abrazo ( más efectivo que los psicotrópicos).

Maru dijo...

Heyyy gracias x todas las cosas lindas que decis =)
me alegra q te guste el blog ^^
mañana paso y leo mejor lo tuyo
ahora deberia dormir jaja