20 mayo 2008

La conciencia es algo vanidosa. Pero no importa, hoy mi vida parece de gelatina y me siento realmente felíz mirando el cielo e imaginándome que estoy en Tahití con un granizado de limón y un aroma a coco y vainilla inundando mis párpados. Carezco de inspiración y tengo antenas parabólicas en el corazón que mandan por satélite mis sentimientos hasta más allá de Neptuno. Mi vida es aburrida, pero ah, ayer me regalaron un naranjo del que salen serpientes de plástico con las que hago muñecas de trapo, de esas que en vez de pelo tienen serpientes de plástico, así entretengo mi tiempo. Voy haciendo espirales de humo con mis sueños y me doy cuenta de que pronto seré universitaria mientras mastico un chicle rosa que sabe a resina de roble. Paso al lado de un preadolescente que me dice en tono despectivo que me parezco a Heidi y sólo porque llevo un vestido. La ciudad en la que vivo es retrógrada y quiero huir de ella. Necesito hacer una autopsia a mi vida. Así que cojo un globo terráqueo y le voy dando vueltas con los ojos cerrados. Lo paro y pongo mi dedo encima, ahí donde caiga iré. Cayó en la Polinesia, así que me voy a la Polinesia.
Adiós Madrid.
Hola Polinesia.

5 comentarios:

Yoe Surf dijo...

Gracias por rescatar lo de las fotografías. Lo que escribo es una basura.

Saludos desde Stgo de Chile

Yoe Surf dijo...

Gracias por purificar lo impurificable. Tu prosa suele ser sabrosa en momentos. Me gustaría agregar tu Blog a mis enlaces, si me lo permites.

Saludos!!

briones dijo...

aproximadamente serian 10.7 (y demas decimales) euros, 150 pesos

(la ultima vez que vi el precio del euro aqui en el país estaba en 14 pesos)

eh estado pensando mas de la cuenta y mis deseos me consumen.

Pero hay a quienes sus deseos les llevan lejos, no consiguen el resultado imaginado a la exactitud, pero consiguen algo.

Aventurarse suena bien. Polinesia suena lejos, pero en realidad esta mas cerca que España, respecto a donde vivo.

Mandare una señal de alta frecuencia, con palabras que salen de mi sinceridad, aunque en realidad el viento sea el que las acarree a las distancias, me invetare algun medio mas controlable. Sus atenas esten atentas.

saludos
besos radiofonicos

ann dijo...

Me encanta el olor a vainilla!! y pues si quisiera uir a un lugar seria a Bariloche Argentina.
Saludos Sil!!!

©Claudia Isabel dijo...

Mi querida y delirante amiga ya aparecida...está bueno eso de hacerle una autopsia a la vida girando el globo y poniendo el dedo ciego apuntando a cualquier lugar...La polinesia, guauuuu...interesante destino!!!
Un abrazo