28 marzo 2008

Una cruel furia se balancea en mis adentros,

un dolor que tiembla en mi cuerpo,

que serpentea entre mis dedos

y anida en mi pecho

con un zigzagueo

que me mata.

Malditos sentimientos,

hoy palpitan en el crepúsculo

de un vil sueño que desgarra

las carnes que vibran sobre estos huesos,

débiles túneles inundados por un dulce veneno

que aviva con violencia este maldito dolor.

Malditas penas,

hoy atraviesan mis pupilas

cual flechas que abren oscuras grietas sobre mi mirada,

que extraviada y moribunda se pliega

sobre los labios de un olvido

que se ahoga entre los ríos de mis venas.

Maldito tiempo,

ya huyó de mí ese suspiro

que mecía mi vida entre los brazos del viento,

esa maldita felicidad

que ya ha muerto

sin haber existido,

sin haber latido

nunca en mí.

4 comentarios:

briones dijo...

somos susceptibles a los mas ligeros cambios, en un instante tienes la vida en tus manos y en otro la vida te tiene entre las suyas.

no quiero decir que esto sea una lucha de ver quien es el mas fuerte, pero si que talvez uno se puede llevar en armonia con ella (que incuherencias).

ademas un chocolate amargo te ayuda a diferenciar al dulce o el blanco.

pero como buena aventurera se que vas a seguir usmenado la vida...a ver uqe otra cosa divertida le encuentras pronto.

saludos
besos corajudos pero bonitos

(yo contigo bailo lo que quieras, palabra)

SPa.Zio dijo...

WAO

UN ABRAZO CIBER.

Ál dijo...

Como jode que te roben el tiempo y tener la sensacion de que no lo has vivido al maximo...

Espectacular, te quedó espectacular!

iReNe dijo...

poeta ;)