30 enero 2008

Me salen cordones umbilicales del corazón.Los colores que son cordones umbilicales.He encontrado por fin la razón de mi vida.Bueno,cuando inicie mi viaje hacia el descubrimiento de otro universo podré contarlo,pero hasta entonces me sobreviviré asquerosamente abortándo sonrisas colgadas de cordones umbilicales cardiocromáticos.Policromáticos.Cazando escorpiones en el desierto de Atacama.Ojalá todo fuese dinstinto.Lejos,lejos.Tengo unas tremendas ganas de ser libre,pero me he aburrido de mí misma.Me marcho,pues.Bebiendo una bebida caducada con efectos psicodélicos y coleccionando disfraces de conejo.Ojalá todo fuese distinto.Me acabo de imprimir un mapa del mundo.Tomo un tren.De mis cordones umbilicales cuelgan mis recuerdos.Ojalá todo fuese distinto.Mañana.Tal vez mañana.Tal vez mañana fríe mis sueños en una sartén y los entierre en el desierto de Atacama,que se los coman los escorpiones.Ojalá todo fuese distinto.

The Killers-Mr.Brightside.mp3

6 comentarios:

briones dijo...

pues asi es, hay un dia en que nos tenemos que cortar los cordones

caminar sin guia de seguridad y arriesgarse en la aventura

tu ya has conocido saturno, la luna y otros mundos, pero no le has dado la oportunidad a la tierra y al parecer sera divertido jojo

yo tambien saldre a darle la vuelta al mundo y espero encontrarnos en alguna parte, alguna selva o ciudad.

saludos
besos aventureros

briones dijo...

si, lo termine de leer ya hace una semana. Me encanto el final, el hecho de que en el momento preciso descubrio su estocada imparable. (a mi se me habia olvidado ese asunto para esos momentos de la lectura, por eso me gusto aun mas jaja)

tambien recorde a cada momento que me habias dicho que adela te habia decepcionado un poco, nose por que lo dijiste, pero intuyo que fue por que perdio un poco el temple que habia despedido a lo largo de la novela, en fin, ya me diras porque.

ahora estoy leyendo los Hermanos Kamarazov de Dostoievski,
me la han pintado de una gran obra y pues hasta ahora no me ha desagradado.

despues d eterminar dicho libro, creo que sera bueno que me recomiendes alguna novela.

Saludos
Besos literarios

yo por mi maestro y las damas pelearia hasta con dragones en las profundidades del planeta

Maya Takameru dijo...

Ojalá todo fuese distinto, sí. Pero los ojalás, la mayoría de las veces, se quedan atascados ahí, en simples deseos. La mejor forma de que las cosas sean diferentes es cambiarlas, sin duda. Cómo hacerlo es algo que se va aprendiendo con el tiempo.

ovario dijo...

ojalá nunca hubiese sido como está siendo.

FrAn dijo...

Yo un día también deseé cortar todos los cordones que me ataban a una tierra. Cogí un tren y viajé lejos a intentar vivir otra vida. Pero mientras preparaba el viaje descubrí en aquel lugar del cual estaba cortando los hilos que habían personas que merecían mucho la pena. Pero no había vuelta atrás. Viajé, me fui. Y ahora ansío volver para abrazar lo que un día fue un escorpión pero ahora es mi vida. El sitio al que me fui era más grande, pero no mejor.

Besos

©Claudia Isabel dijo...

Silvia, que manera surrealista de decir que estás desilusionada...nada es como uno quiere o se lo imagina...se tratará de buscarle el lado positivo...
Besos